CuriosoMundoAzul
JOYAS Y AMULETOS DEL ANTIGUO EGIPTO | www.curiosomundoazul.blogspot.com

martes, 22 de marzo de 2011

Tema

JOYAS Y AMULETOS DEL ANTIGUO EGIPTO

ÉPOCA PROTODINÁSTICA

Brazaletes de la tumba del rey Djer. Oro, piedras semipreciosas y pasta vítrea. Abydos. I dinastía. Museo Egipcio de El Cairo.

Estos cuatro brazaletes están entre las piezas de joyería más antiguas de Egipto. Fueron encontrados en Abydos en 1901, bajo las bandas de lino de un brazo momificado que había sido ocultado en una cavidad del muro de ladrillo de una tumba o cenotafio durante algún saqueo.
La tumba era del rey Djer, el tercer faraón de la I dinastía. Por lo tanto, los brazaletes debieron pertenecer al rey, a la reina, a alguna esposa secundaria o a alguien del entorno del rey.
Cada brazalete demuestra que se había alcanzado una perfecta maestría técnica en el trabajo del oro, el pulimento de las piedras y la manufactura de la pasta vítrea.

IMPERIO MEDIO

Brazalete con amuletos. Oro y plata. Diámetro exterior, 8 cm. Museo Británico.

Este brazalete está hecho de dos cintas de oro separadas por amuletos alternados de oro y plata. Es una rara pieza, habiendo sido encontradas pocas como esta, y ninguna de la misma fecha.
Los amuletos proporcionaban al que lo llevaba protección del símbolo o la deidad que representan. Incluyen varias figuras de animal: tortuga, liebre, serpiente, babuino y halcón, y símbolos: ankh, el ojo wedjat, el pilar djed.
La tortuga simbolizó el mal, pero se consideraba inofensiva si se representaba inmovilizada. La liebre, notable por su fertilidad, también sobrevivía en el desierto inhóspito, el reino de la muerte, y por lo tanto vino a simbolizar la vida. La serpiente, a causa de la mudanza de su piel, representaba la nueva vida. El babuino, heraldo del sol naciente, era también una manifestación de Thoth. El ankh era el jeroglífico para "vida". El wedjat era el ojo del dios halcón Horus, lleno de poder de protección. El pilar djed era el jeroglífico para "estabilidad". El amuleto de dos dedos podía representar los dedos del embalsamador, dando protección extra.

Escarabajo de Wah. Plata y oro. Longitud, 3'8 cm. Procedente de Tebas Oeste. 1990–1985 a. C. Principios de la dinastía XII. Metropolitan Museum.

Este escarabajo se descubrió por una radiografía de la momia de Wah. Es una pieza extraordinaria, no sólo por su artesanía, sino también por la materia de que está hecho, ya que la plata escaseaba mucho en Egipto y a causa de la fragilidad de este material, la mayoría de los objetos de plata no han sobrevivido.
Está compuesto de varias secciones soldadas entre sí. En el reverso, embutidos en oro, los nombres y títulos de Wah y Meketre, su patrón.
La tumba de Wah fue descubierta por una expedición en 1920 al trabajar en la tumba de Meketre, que se encuentra junto a ella.


IMPERIO NUEVO


Pareja de brazaletes de Ramsés II. Dinastía XIX. Oro y lapislázuli. Procedentes de Bubastis. Museo Egipcio. El Cairo.


Ambos brazaletes fueron descubiertos por casualidad durante la construcción de una vía de ferrocarril en Zagagig, cerca de Tell Basta. Figuraban entre objetos de vajilla de oro y de plata, escondidos en lo que parece haber sido un depósito del templo de Bubastis. Este tesoro, que lleva hoy el nombre de Zagagig, ha sido compartido entre el museo de El Cairo, Metropolitan Museum de Nueva York y el museo de Berlín. Los obreros ya habían sacado a la luz, algunos meses antes, un vaso de plata expuesto en el Museo Egipcio de El Cairo.
Ambos brazaletes son rígidos pero articulados. Una placa ancha de lapislázuli forma el cuerpo de un pato de donde emergen dos cabezas y una cola ancha de oro. El contorno está adornado por granulados y por filigranas. La mitad inferior y más sobria, está adornada por juncos. El cartucho de Ramsés II, en un ligero relieve, está detrás de la bisagra. Estos brazaletes eran sin duda obsequios del rey.

TERCER PERIODO INTERMEDIO

Máscara funeraria. XXI dinastía de Tanis. Oro. Procedente de las tumbas reales de Tanis. Museo Egipcio. El Cairo.

El capítulo 151 del Libro de los Muertos recuerda que la máscara funeraria constituye un elemento esencial de la protección de la cabeza del difunto. Cada parte es asociada a una divinidad.
Las primeras máscaras funerarias serían las "cabezas de reserva" de piedra de la IV dinastía que servían de sustituto en la cabeza del difunto. Estas piedras permitían a veces el moldeado de la máscara.
Las excavaciones sacaráan a la luz varias máscaras de yeso de fin del Imperio Antiguo, moldeadas sobre la cara del difunto con el fin de conservar su memoria. Las máscaras realizadas a partir de lino aparecerán en el curso del Primer Periodo Intermedio. La mayoría de las veces pintadas, a veces doradas y adornadas con piedras, tomarán la impresión de la cara del muerto. Las máscaras reales, la mayoría de las veces de oro, serán a menudo adornadas de piedras semipreciosas y de fragmentos de pasta vítrea.


Pectoral. XXI dinastía de Tanis. Cornalina, oro y lapislázuli. Museo Egipcio. El Cairo.

El escarabajo fascinaba los egipcios que no comprendían su modo de reproducción. Lo designarán como el que viene a la existencia por sí mismo, le atribuirán el poder del dios primordial y lo asimilarán al sol poderoso.
El nombre del escarabajo, kheper, es un homónimo del verbo "venir a la existencia". La forma estilizada por el animal se confundirá con la del corazón, el asiento del pensamiento. En el espíritu de los egipcios. Tomarán en serio esta relación en el capítulo XXX del Libro de los muertos. Este capítulo pedía no testimoniar contra el difunto.
El color negro del escarabajo también era el de la tierra fértil, el que hacía brotar la vida. Para los egipcios el color blanco estaba vinculado a la muerte.


Brazalete. XXII dinastía libia. Lapislázuli y oro. Procedente de las tumbas reales de Tanis. Museo Egipcio. El Cairo.

El ojo oudjat, que simboliza la salud y la plenitud, sería la representación del ojo del dios halcón Horus, hijo de Isis y de Osiris, herido por Set y curado por Thot.
Los hombres habrían sido creados a partir del ojo oudjat, cuando este último se separe de Horus para no volver más. El ojo verterá entonces lágrimas que darán origen a los humanos.
Otra versión del mito de la creación afirma que el oudjat simplemente se irá errando. Re enviará a Thot, el dios lunar, a buscarlo. A su vuelta, el ojo se dará cuenta que otro había tomado su sitio. Para apaciguar el ojo furioso, Re lo colocará bajo la forma de un uraeus sobre su frente. Los faraones llevarán así el uraeus con el fin de establecer su filiación con el dios solar.
El motivo del ojo representará el poder de ver, de iluminar y de actuar. En la tarea de impedir que la tierra zozobre en el caos, una de las tareas primordiales del faraón, este sería ayudado por el ojo.

BAJA ÉPOCA

Pectoral con Isis alada. Oro. Anchura, 16'7 cm. Procedente de la pirámide del rey Amani-nataki-lebte, en Nuri (Sudán). Fines del siglo VI a. C. Museo de Bellas Artes de Boston.

Este pectoral de oro se libró del saqueo de las tumbas reales de Nuri. Representa a la diosa alada Isis, sosteniendo el ankh (símbolo de la vida) en la mano derecha y lo que puede representar el jeroglífico de una vela (símbolo del aliento de la vida) en la izquierda.
Veinte reyes nubios y cincuenta y cuatro reinas fueron enterrados en Nuri entre mediados del siglo VII y fines del siglo IV a. C. Los cuerpos momificados se colocaron dentro de conjuntos anidados de ataúdes de madera dorada decorados con incrustaciones de piedras. Las momias llevaron amuletos de oro y probablemente máscaras de oro cubrieron sus caras. Este colgante estuvo cosido en una red de cuentas que cubrió la momia de un rey. Las tumbas reales de Nuri fueron excavadas entre 1917 y 1920.

Fuente: Historiarte.net


1 comentario:

Joyeros Anillos dijo...

Los egipcios eran unos maestros joyeros y aún hoy utilizamos joyas creadas o inspiradas por ellos. Me encanta su uso del lapislazuli

¿Tienes problemas para visualizar la lista de seguidores?
Haz click aquí para seguir este blog.